¿Qué tratamos?: fístula perianal

Conoce el problema colorrectal de tu hijo

Fístula perianal 

 

¿Qué es una fístula perianal?

 

La fístula perianal, también llamada fístula-in-ano, es una comunicación entre la piel de alrededor del ano con el interior del recto, generalmente en el niño a nivel de las criptas del canal anal. Suele ocurrir como resultado de un absceso perianal (¿quieres saber qué es esto?, pulsa aquí).

Cuando una cripta se infecta y se produce un absceso perianal, este puede cicatrizar adecuadamente, y desaparecer, o puede crearse un trayecto entre la cripta que se infectó y la piel. Esto se observa como un orificio alrededor del ano, que puede no dar problemas, o presentar salida de moco, o provocar abscesos de repetición en esta zona.

No debemos confundir el término «fístula perianal» con «fístula perineal».

El primero es la patología de la cual estamos hablando, en la cual los niños tienen ano normal y un orificio alrededor del ano tras un episodio de infección.

La fístula perineal se refiere a una malformación anorrectal, en la cual el ano no se formó adecuadamente (no hay ano), y hay una fístula en el periné, es decir, en la linea media entre donde debería estar el ano y el escroto en los varones, o la cara posterior de la vagina en las niñas. Por este orifico el paciente evacua.

Fístula perianal en un bebé

Fístula perianal en un bebé

Absceso perianal con fístula perianal en un bebé

Absceso perianal con fístula perianal en un bebé

¿Qué problemas da una fístula perianal?

 

Es variable. Puede que no dé ningún problema, pero los padres observan que tras un absceso perianal en la localización por la cual drenó el absceso, hay un pequeño orificio o cicatriz, que no provoca ningún síntoma, pero se preocupan.

En otras ocasiones, a través de este orificio sale moco. Esto es esperado, ya que la fístula es una comunicación entre la piel de alrededor del ano y las criptas del canal anal, que es una región donde hay glándulas productoras de moco.

Por último, y aunque es más raro, los niños pueden presentar abscesos de repetición en esta zona.

¿Qué tipos de fístula perianal hay?

 

La mayoría de las fístulas perianales que vemos en pediatría, en varones menores de dos años, son cerca del ano, y se llaman también INTERESFINTÉRICAS, es decir, salen entre los esfínteres, por eso están cerca del anito. Estas son las llamadas fístulas perianales, no hay que buscar otras patologías y la mayoría se curan solas.

En ocasiones, aunque es raro observamos fístulas más lejos del ano, en la región glútea o en otras localizaciones más raras.

Estas fístulas no vienen del área de las criptas (a nivel del canal anal) sino del recto, en un área más proximal y pueden ser TRANSESFINTÉRICAS  (pasan a través de los esfínteres), SUPRAESFINTERIANAS (están por encima de los esfínteres) o EXTRAESFINTERIANAS (están por fuera de los esfínteres).

Este tipo de lesiones suelen ser en niños más mayores de 2 años, provocan abscesos de repetición y debemos buscar problemas como enfermedad inflamatoria intestinal, tumores de la sangre como leucemias, tumores presacros, intolerancia a la glucosa o prediabetes (lo que se conoce como síndrome metabólico), inmunodeficiencias y algunos otros problemas que debemos descartar.

¿Cómo se hace el diagnóstico de una fístula perianal?

El diagnóstico de una fístula perianal es clínico. La mayoría son NIÑOS (es decir, varones) normales, que tienen ano normal, generalmente menores de 2 años y que tuvieron un antecedente de un problema infeccioso, es decir, de haber presentado un absceso en esta localización, con enrojecimiento de la piel, dolor, calor y salida de materia purulento. Al revisar al bebé, percibimos que tiene un orificio alrededor del ano, generalmente lateral, no en la línea media.

No se recomienda hacer pruebas diagnósticas a estos niños, no estudios de sangre, ni cultivos ni pruebas de imagen, y tampoco intentar tutorizar la fístula para identificar su trayecto.

¿Cómo se realiza el tratamiento de una fístula perianal?

 

Se dice que hasta el 50% de los abscesos perinales se van a convertir en una fístula perianal, aumentando este porcentaje hasta el 80% cuando se realiza un drenaje quirúrgico, es por ello que en el Centro Colorrectal para Niños preferimos un tratamiento conservador de forma inicial para el absceso perianal.

También se sabe que la posibilidad de que una fístula perineal recidive (es decir, vuelva a presentarse) SIN tratamiento quirúrgico es del 17%, mientras que la posibilidad de que recidive habiendo tenido un tratamiento quirúrgico previo es de hasta el 70%. Es por ello que en el Centro Colorrectal para Niños optamos de forma inicial por un tratamiento conservador para este problema.

Tratamiento conservador de la fístula perianal:

Solo les indicamos a los padres que tenga una adecuada higiene, lavando bien la zona con agua y jabón y limpiando bien el área tras las evacuaciones. No les administramos antibióticos (ni orales, intravenosos o tópicos) ni cremas o ungüentos.

Tratamiento quirúrgico de la fístula perianal:

Aunque nosotros no lo hacemos, hay diferentes tratamientos quirúrgicos para este problema. Son los siguientes:

  1. FISTULOTOMÍA: consiste en introducir un instrumento metálico delgado y recto, desde la piel hasta el ano, para tutorizar la fístula. Sobre este tutor se realiza un corte desde la piel hasta le fístula, que acaba en profundidad al llegar instrumento. El procedimiento busca exponer de forma completa el tejido hasta el trayecto fístuloso. Esto crea una herida que busca cerrar o sanar por segunda intención, es decir, desde dentro hacia afuera.
  2. FISTULECTOMÍA: consiste en quitar de forma completa, desde la piel en profundidad y de forma circular el tejido de alrededor de la fístula (incluyendo la fístula). cuando se ha llegado a cierta profundidad, se cierra el trayecto fístuloso y se quita, cerrando la herida.
  3. COLOCACIÓN DE SETÓN: es una técnica más utilizada en adultos y en casos de fístulas más profundas. Busca introducir a través de la fístula un instrumento plástico y elástico o una sutura, hasta llegar al recto y sacarlo por el ano. Los dos extremos de este material se unen, y periódicamente se aprieta. El objetivo es que la liga o el hilo «corte» ligeramente el tejido y que poco a poco vaya sanando solo el corte, hasta que el material es expulsado.
  4. APLICACIÓN DE SUSTANCIAS CICATRIZANTES: está publicado en pediatría la aplicación de pegamento quirúrgico, inyección de productos o aplicación de plugs para la solución quirúrgica de este problema.

La realidad, en nuestra experiencia es que la mayoría de las fístulas se curan solas, solo hay que tener paciente y esperar, porque pueden tardan hasta 12 o 18 meses en desaparecer, siempre y cuando sean en bebés menores de dos años (la mayoría son menores de 6 a 12 meses).

¿Cuándo preocuparnos ante una fístula perianal?

 

Ante la presencia de abscesos de repetición, localizaciones más infrecuentes o niños mayores de estas edades, tenemos que buscar otras causas y ofrecer tratamientos para solucionar el problema, ya sea el tratamiento de la patología que está provocando la fístula o tratamiento para la propia fístula en sí.

También es diferente la causa el abordaje y el tratamiento de una fístula tras la corrección de una malformación anorrectal o de una enfermedad de Hirschsprung. ¿Quieres saber más sobre esto? Pulsa aquí.

 

¿Eres papá o mamá y quieres saber

más sobre el tema?

 

Si eres papá o mamá de un niño una fístula después de una cirugía por malformación anorrectal o por enfermedad de Hirschsprung, te recomendamos agregarte a nuestros grupos de padres:

-Grupo de padres de niños con enfermedad de Hirschsprung

-Grupos de padre de niños con malformaciones anorrectales

Solo debes pulsar sobre el enlace, contestar tres preguntas de seguridad y se te dará acceso.

Si te gusta nuestro contenido y quieres comentarnos el caso de tu bebé, que tiene un absceso perianal o una fístula perianal, que es un niño o niña sano y que ahora presenta este problema, puedes escribirnos vía email en la dirección de correo electrónico contacto@centrocolorrectal.com

Puedes encontrar más información sobre abscesos perianales aquí.

¿Eres doctor y quieres saber más del tema

o tienes algún paciente con este problema?

Te compartimos algunos artículos que explican sobre las diferentes opciones de tratamiento para las fístula perianales. Solo debes pulsar en el enlace para ver el artículo.

The nonoperative management of fistula-in-ano (Dr. Peña)

Conservative management of fistula in ano in infants

Etiologia de la fistula in ano

Initial experience with fibrine glue treatment of anal fistulae in children

Efficacy of an anal fistula plug for fistula-in-ano in children

Repair of fistulae-in-ano in children using image guided Histoacryl inyection after failure of conservative treatment

¿Te gusta nuestro contenido pero quieres saber más sobre el tema?. Podemos compartirte más artículos médicos o apoyarte si tienes algún paciente con este problema. Puedes escribirnos vía email en la dirección de correo electrónico contacto@centrocolorrectal.com