Irrigaciones

Conoce qué son las irrigaciones, cómo y cuándo debes realizarlas

Irrigaciones:

La base del tratamiento médico de la enfermedad de Hirschsprung son las irrigaciones rectales. Este tratamiento fue descrito por primera vez en 1892 por William Osler y busca permitir que los niños pueden expulsar la popo y el gas en una situación de obstrucción intestinal funcional baja sin necesidad de una cirugía.

¿Qué son las irrigaciones?

Son un enjuague o lavado del colon a través de una sonda. Consiste en que en el bebé pueda expulsar los gases y la popo a través de una sonda.

¿Cómo se realizan las irrigaciones?

Para realizar irrigaciones utilizamos una sonda foley 100% de 16 o 18Fr en niños menores de un año y una sonda de 24Fr en un niño mayor de un año. Colocamos esta sonda en el recto del bebé, muy bien lubricada y con mucho cariño hasta donde pase. Lo más probable es que a través de esta sonda empiece a salir popo líquida y/o explosiva o gases.

A través de esta sonda, con una jeringa de 20ml, 30ml o 60ml, introducimos pequeñas cantidades de solución fisiológica tibia. En los bebés más pequeños podemos introducir de 10ml en 10ml o de 20ml en 20ml y en los niños más grande de 30ml en 30ml o de 50ml en 50ml.

Cuando introducimos el líquido, dejamos que salga a través de la sonda, moviendo la misma hacia delante y hacia atrás, para irrigar o «enjuagar» porciones más superiores o inferiores del colon, respectivamente.

En total, aunque pasamos pequeños volúmenes cada vez, utilizamos grandes volúmenes de solución fisiológica 0.9% tibia, entre 1 litro y 3 litros es un volumen adecuado para una irrigación, aunque puede ser más volumen si el paciente lo necesita.

¿Cómo cuidamos la sonda?

Al acabar la irrigación, la sonda se retira, se lava con agua y jabón (no hay que hervirla ni esterilizarla) y se guarda. Solo en caso de niños que están muy graves o colitis muy severas, en ocasiones dejamos la sonda rectal colocada en la colita del bebé y fija con unas cintas, para que los gases y la popo sigan saliendo entre las irrigaciones.

Imagen durante un procedimiento de irrigaciones

Imagen tomada durante un procedimiento de irrigaciones rectales en una bebé. Pueden observar cómo una persona realiza las irrigaciones mientras que otra persona masajea el abdomen del bebé.

Colocación y fijación de sonda transrectal

Fotografía de cómo realizamos la fijación de la sonda rectal en un paciente con colitis grave después de la irrigación

¿Quieres ver un video explicativo de cómo se realizan las irrigaciones?

-Español (propiedad del Centro Colorrectal para Niños): https://youtu.be/d7xHAvNPIVM?si=6bqYUffokHoQz5aL

-Inglés (propiedad del Dr. Luis de la Torre): https://www.youtube.com/watch?v=gy6YdMa8l18&t=12s

¿Qué sonda utilizar y por qué?

Utilizamos una sonda Foley 100% silicon. Este tipo de sonda tiene un extremo romo en la punta, por donde sale el líquido, y en el otro extremo tiene dos canales, uno por el cual introducir el líquido, y otro para inflar un globo en su punta, que NO es necesario para las irrigaciones. Existe otro tipo de sondas, llamadas Nelaton, de un solo canal y de color naranja o rojo, que nosotros no utilizamos, porque es excesivamente rígida. Esto no significa que no se pueda utilizar, solo que hay sondas y materiales de mejor calidad para este procedimiento.

Por sus características, la sonda Foley es lo suficiente blanda para adaptarse a la pared del colon, pero lo suficientemente rígida como para no doblarse.

Suelen ser de color transparentes o azules, si son 100% silicon, o de color verde si son parcialmente siliconizadas. Las sondas de color amarillo, que son de látex, no las recomendamos ni usamos en el Centro Colorrectal para Niños, pues el material no es de tan buena calidad y la sonda se dobla, además de que es difícil embonar la jeringa en el extremo de la sonda.

Tamaño de la sonda

La sonda debe ser de un tamaño 16 French o 18 French en un niño menor de un año, y de 24 French en un niño mayor de un año. Un niño recién nacido tiene un ano de un tamaño de 12 mm, lo que corresponde a un Hegar 12. Los dilatadores Hegar son unos palitos metálicos que permiten medir el tamaño del ano, ¿quieres saber más sobre esto?. Pulsa aquí.

Para conocer el tamaño de una sonda utilizamos los french, que es una medida para las sondas. A efectos prácticos, 3 French son 1mm. Así, si el ano de un bebé mide 12mm, podríamos pasar, sin problema, una sonda foley de 36 French. No es necesario pasar una sonda tan grande. Una sonda de la mitad del tamaño, 18 French que son unos 6mm, tiene el suficiente tamaño para dejar salir la materia fecal espesa y facilitar la descompresión de los intestinos del bebé.

En un niño mayor de 1 año, su ano debe tener una medida de 15mm, lo que corresponde a un Hegar 15, lo que sería una sonda de 45 French. Obviamente, tampoco es necesario pasar una sonda tan grande. Una sonda Foley de 24 French, que corresponde a 8mm, es una sonda de un tamaño adecuado para descomprimir al bebé, que seguramente ya come alimentos y esto podría obstruir la luz de la sonda.

¿Qué líquido utilizamos en las irrigaciones?

En las irrigaciones solo utilizamos solución fisiológica 0.9%. No utilizamos agua simple ni soluciones con mayor proporción de sal.

La solución fisiológica tiene una proporción de sodio (sal) igual a la sangre y todos los órganos del cuerpo, lo que permite no tener ningún efecto sobre la mucosa del colon. Esto es importante porque en el colon se absorbe sal, además de que se lleva a cabo un fenómeno llamado «osmosis». La osmosis consiste en que las proporciones de agua y sal entre el colon y un líquido, buscan equilibrarse.

Así, si utilizamos agua simple, de botella o de la llave si es potable (del grifo) este líquido no tiene sal. El colon, por lo tanto, absorberá agua, y se inflamará, lo que se coloca como edema de la mucosa del colon, además de hiponatremia o falta de sal en el cuerpo, lo cual no es deseable.

Por el contrario, si utilizamos soluciones hipertónicas o con exceso de sodio, ya sean compradas en la farmacia o por error en la preparación casera, el colon absorberá sal. Esto provocará hipernatremia o exceso de sal en el cuerpo. El efecto más leve será que el bebé se deshidrate, y el efecto más severo es que un niño o niña pueda convulsionar.

Así, utilizamos solución fisiológica tibia al 0.9%. No se le agrega ningún producto, ni vaselina ni glicerina ni jabón, las irrigaciones se realizan con pura solución fisiológica 0.9%. Esto significa que en cada 100ml de agua hay 0.9gr de sodio, o que en 1 litro de agua hay 9gr de sal. Con esta información, si los papás no la quieren comprar porque es un gasto grande, la puedan preparar.

Preparación de solución fisiológica:

Para «fabricar» solución fisiológica en casa, debemos seguir las siguientes proporciones:

Si queremos preparar 1 litro de SSF 0.9%, debemos usar 1 litro de agua limpia y 9gr de sal

Para 5 litros de SSF, usaremos 5 litros de agua limpia y 45gr de sal

También podríamos preparar 10 litros de SSF, utilizaríamos 10 litros de agua limpia y 90gr de sal

Por último, para preparar 20 litros de SSF, utilizamos 20 litros de agua limpia y 180gr de sal

La sal debe ser idealmente sin yodo, pesada de forma exacta y esperar a que se disuelva en el agua.

¿Cuantas veces hacer las irrigaciones?

De forma inicial, nosotros las indicamos tres veces al día. Si el bebé tiene sospecha de enfermedad de Hirschsprung, pueden quedarse tres veces al día o dos veces al día, pero no menos, hasta que se realice el diagnóstico.

Recordemos que las irrigaciones buscan sacar el gas y la matera fecal, lo que permite que el bebé coma bien y gane peso. Si el bebé acumula gas y popo, tendrá datos de colitis obstructiva proliferativa, no comerá bien, la popo olerá mal y será explosiva.

Además, el colon se dilata y puede tener complicaciones durante la cirugía o aún sin complicaciones, que el resultado funcional no sea el adecuado tras la cirugía porque el colon o se mueve adecuadamente.

¿Cual es el objetivo de las irrigaciones?

Cuando irrigamos al bebé, este saca la popo y sus gases, lo que de forma inicial se comprueba con una radiografía. Esto permite que las tripitas no estén inflamadas, que disminuya la distensión del abdomen del bebé y que pueda comer. Los niños con irrigaciones comen y crecen como un bebé completamente normal, lo que nos ayuda a prepararlo para una futura cirugía, si se confirma el diagnóstico de la enfermedad de Hirschsprung.

¿Quieres ver un video explicativo de cómo se realizan las irrigaciones?

-Español (propiedad del Centro Colorrectal para Niños): https://youtu.be/d7xHAvNPIVM?si=6bqYUffokHoQz5aL

-Inglés (propiedad del Dr. Luis de la Torre): https://www.youtube.com/watch?v=gy6YdMa8l18&t=12s

¿Qué sonda utilizar y por qué?

Utilizamos una sonda Foley 100% silicon. Este tipo de sonda tiene un extremo romo en la punta, por donde sale el líquido, y en el otro extremo tiene dos canales, uno por el cual introducir el líquido, y otro para inflar un globo en su punta, que NO es necesario para las irrigaciones.

Existe otro tipo de sondas, llamadas Nelaton, de un solo canal y de color naranja o rojo, que nosotros no utilizamos, porque es excesivamente rígida. Esto no significa que no se pueda utilizar, solo que hay sondas y materiales de mejor calidad para este procedimiento.

Por sus características, la sonda Foley es lo suficiente blanda para adaptarse a la pared del colon, pero lo suficientemente rígida como para no doblarse.

Suelen ser de color transparentes o azules, si son 100% silicon, o de color verde si son parcialmente siliconizadas. Las sondas de color amarillo, que son de látex, no las recomendamos ni usamos en el Centro Colorrectal para Niños, pues el material no es de tan buena calidad y la sonda se dobla, además de que es difícil embonar la jeringa en el extremo de la sonda.

Tamaño de la sonda

La sonda debe ser de un tamaño 16 French o 18 French en un niño menor de un año, y de 24 French en un niño mayor de un año. Un niño recién nacido tiene un ano de un tamaño de 12 mm, lo que corresponde a un Hegar 12. Los dilatadores Hegar son unos palitos metálicos que permiten medir el tamaño del ano, ¿quieres saber más sobre esto?. Pulsa aquí.

Los french es una medida de sondas, y a efectos prácticos, 3 French son 1mm. Así, si el ano de un bebé mide 12mm, podríamos pasar, sin problema, una sonda foley de 36 French. No es necesario pasar una sonda tan grande. Una sonda de la mitad del tamaño, 18 French que son unos 6mm, tiene el suficiente tamaño para dejar salir la materia fecal espesa y facilitar la descompresión de los intestinos del bebé.

En un niño mayor de 1 año, su ano debe tener una medida de 15mm, lo que corresponde a un Hegar 15, lo que sería una sonda de 45 French. Obviamente, tampoco es necesario pasar una sonda tan grande. Una sonda Foley de 24 French, que corresponde a 8mm, es una sonda de un tamaño adecuado para descomprimir al bebé, que seguramente ya come alimentos y esto podría obstruir la luz de la sonda.

¿Qué líquido utilizamos en las irrigaciones?

En las irrigaciones solo utilizamos solución fisiológica 0.9%. No utilizamos agua simple ni soluciones con mayor proporción de sal.

La solución fisiológica tiene una proporción de sodio (sal) igual a la sangre y todos los órganos del cuerpo, lo que permite no tener ningún efecto sobre la mucosa del colon. Esto es importante porque en el colon se absorbe sal, además de que se lleva a cabo un fenómeno llamado «osmosis». La osmosis consiste en que las proporciones de agua y sal entre el colon y un líquido, buscan equilibrarse.

Así, si utilizamos agua simple, de botella o de la llave si es potable (del grifo) este líquido no tiene sal. El colon, por lo tanto, absorberá agua, y se inflamará, lo que se coloca como edema de la mucosa del colon, además de hiponatremia o falta de sal en el cuerpo, lo cual no es deseable.

Por el contrario, si utilizamos soluciones hipertónicas o con exceso de sodio, ya sean compradas en la farmacia o por error en la preparación casera, el colon absorberá sal. Esto provocará hipernatremia o exceso de sal en el cuerpo. El efecto más leve será que el bebé se deshidrate, y el efecto más severo es que un niño o niña pueda convulsionar.

Así, utilizamos solución fisiológica tibia al 0.9%. No se le agrega ningún producto, ni vaselina ni glicerina ni jabón, las irrigaciones se realizan con pura solución fisiológica 0.9%. Esto significa que en cada 100ml de agua hay 0.9gr de sodio, o que en 1 litro de agua hay 9gr de sal. Con esta información, si los papás no la quieren comprar porque es un gasto grande, la puedan preparar.

Preparación de solución fisiológica:

Para «fabricar» solución fisiológica en casa, debemos seguir las siguientes proporciones

 

Si queremos preparar 1 litro de SSF 0.9%, debemos usar 1 litro de agua limpia y 9gr de sal

Para 5 litros de SSF, usaremos 5 litros de agua limpia y 45gr de sal

También podríamos preparar 10 litros de SSF, utilizaríamos 10 litros de agua limpia y 90gr de sal

Por último, para preparar 20 litros de SSF, utilizamos 20 litros de agua limpia y 180gr de sal

La sal debe ser idealmente sin yodo, pesada de forma exacta y esperar a que se disuelva en el agua.

¿Cuantas veces hacer las irrigaciones?

De forma inicial, nosotros las indicamos tres veces al día. Si el bebé tiene sospecha de enfermedad de Hirschsprung, pueden quedarse tres veces al día o dos veces al día, pero no menos, hasta que se realice el diagnóstico.

Recordemos que las irrigaciones buscan sacar el gas y la matera fecal, lo que permite que el bebé coma bien y gane peso. Si el bebé acumula gas y popo, tendrá datos de colitis obstructiva proliferativa, no comerá bien, la popo olerá mal y será explosiva.

Además, el colon se dilata y puede tener complicaciones durante la cirugía o aún sin complicaciones, que el resultado funcional no sea el adecuado tras la cirugía porque el colon o se mueve adecuadamente.

¿Cual es el objetivo de las irrigaciones?

Cuando irrigamos al bebé, este saca la popo y sus gases, lo que de forma inicial se comprueba con una radiografía. Esto permite que las tripitas no estén inflamadas, que disminuya la distensión del abdomen del bebé y que pueda comer. Los niños con irrigaciones comen y crecen como un bebé completamente normal, lo que nos aydua a prepararlo para una futura cirugía, si se confirma el diagnóstico de la enfermedad de Hirschsprung.

Radiografía previa a la realización de las irrigaciones

Radiografía previa a la realización de las irrigaciones en un bebé con sospecha de enfermedad de Hirschsprung

Radiografía posterior a la realización de las irrigaciones

Mejoría radiológica en el mismo paciente tras la realización de irrigaciones

¿Una irrigación es lo mismo que un enema?

La respuesta es NO. Ambos son tratamientos que se realizan con una sonda por el ano, pero son completamente diferentes. Desgraciamente, todavía a día de hoy estos tratamientos se confunden o mal indican.

IRRIGACIONES:

Es un tratamiento que busca desinflamar el colon en un paciente con una obstrucción intestinal funcional baja. Se realiza con el paciente boca arriba recostado en una cama, introduciendo pequeños volúmenes de solución fisiológica tiba a través de una sonda colocada en el ano, con una jeringa, permitiendo que la popo y los gases salgan a través de la sonda.

Durante el procedimiento, la sonda se mueve para limpiar diferentes segmentos del colon. En total, utilizamos grandes volúmenes de solución fisiológica, entre 1 a 3 litros, que pasamos en pequeñas cantidades de forma activa a través de la sonda con una jeringa. Se realizan varias veces al día para que el paciente saque la popo y los gases y pueda comer.

ENEMAS:

Este tratamiento, a diferencia del anterior, busca promover el movimiento del recto para provocar una evacuación con el paciente sentado en el baño. Se realiza con el paciente boca abajo, con la pelvis elevada, y la sonda se colocada, dejándola fija en el recto inflando el globo (no se mueve durante el procedimiento).

A través de la sonda con una bolsa y por goteo se introduce en 15 minutos una mezcla de solución fisiológica (entre 200ml a 500ml) junto con productos estimulantes del movimiento del colon, como glicerina y jabón. Las cantidades del enema y los productos se calculan en base a un estudio de colon por enema.

El enema busca distender el recto y provocar que el paciente tenga ganas de evacuar, lo sentamos en el baño, donde retiramos la sonda y el niño o niña evacua sentado en el baño una vez al día, y el resto del día está limpio.

Se utiliza en pacientes con dificultad para evacuar o en casos de incontinencia fecal, y está contraindicado en pacientes con enfermedad de Hirschsprung que no han sido operados.

¿Qué otros tratamientos médicos hay para los niños con enfermedad de Hirschsprung?

Cuando un bebé llega grave por un cuadro de colitis obstructiva proliferativa, debemos canalizar al bebé, hidratarlo por la vena, dejarlo en ayuno y poner antibiótico por la vena. El antibiótico que utilizamos para estos niños se llama METRONIDAZOL. Este antibiótico actúa contra las bacterias anaerobias, es decir, que viven en el colon. Solo cuando el bebé tenga antibiótico en su sangre, debemos iniciar el procedimiento de las irrigaciones. 

Si un bebé no llega grave pero tiene datos de sospecha de la enfermedad de Hirschsprung, debemos iniciar también el antibiótico, en este caso por vía oral, y después capacitar a la mamá o papá en a realización de las irrigaciones.

Dosis y frecuencia del metronidazol:

El metronidazol se administra a 10mg por kilo de peso por dosis. De forma inicial lo empezamos tres veces al día, después dos veces al día y después una vez al día, como profilaxis en los niños que están con irrigaciones, pendientes de sus pruebas diagnósticas que confirmen o descarten la enfermedad.

Vía de administración:

El medicamento puede administrarse de diferentes formas, según el caso de cada bebé.

Oral: 

Es la mejor forma de administración, porque se absorbe por vía digestiva, pero no puede darse en niños con vómitos o en ayuno

Intravenosa:

Lo admisnitramos por la vena en los casos de los niños que tienen nauseas o están en ayuno. Esto suele ocurrir cuando el niño o niña llega en malas condiciones a un servicio de urgencias.

Rectal:

En algunos pacientes que están muy graves, se utiliza asociado al metronidazol intravenoso. Se administra también por vía rectal a la misma dosis de 10mg/kg. Se coloca al final de la irrigación, cuando ya ha salido la mayor cantidad de materia fecal. Se diluye en los últimos 100ml o 150ml de solución fisiológica de la irrigaciones y se administra a través de las irrigaciones. el objetivo es que absorba por la mucosa del colon. el metronidazol que se utiliza NO es el que se administra por vía enteral, sino el que se administra por vía intravenosa.

¿Eres papá o mamá y quieres saber más sobre el tema?

Si eres papá o mamá de un niño con enfermedad de Hirschsprung, te recomendamos agregarte a nuestros grupos de padres:

-Grupo de padres de niños con enfermedad de Hirschsprung

-Grupo de padres de niños con ileostomías, colostomías y estomas urinarios

Solo debes pulsar sobre el enlace, contestar tres preguntas de seguridad y se te dará acceso.

Si te gusta nuestro contenido y te han indicado irrigaciones pero no mejora tu niño o no sabes cómo hacerlas, puedes escribirnos vía email en la dirección de correo electrónico contacto@centrocolorrectal.com

Puedes encontrar más información sobre la enfermedad de Hirschsprung aquí.

¿Eres doctor y quieres saber más del tema o tienes algún paciente con este problema?

Te compartimos algunos artículos sobre el tratamiento médico de la enfermedad de Hirschsprung, tanto irrigaciones como metronidazol. Solo debes pulsar en el enlace para ver el artículo.

Descripción original de las irrigaciones por W. Osler

Errores y cultura de seguridad en la enfermedad de Hirschsprung

Irrigaciones colónicas con metronidazol

Eficacia de las irrigaciones rectales

¿Te gusta nuestro contenido pero quieres saber más sobre el tema?. Podemos compartirte más artículos médicos o apoyarte si tienes algún paciente con este problema. Puedes escribirnos vía email en la dirección de correo electrónico contacto@centrocolorrectal.com