¿Qué tratamos?: Prolapso de recto en niños

Conoce el problema colorrectal de tu hijo

Prolapso de recto en niños

 

No es infrecuente que los papás acudan a la consulta por que a su hijo o hija le sale «algo por el ano». ¿Qué es? ¿Es peligroso? ¿Por qué le ha salido? ¿Qué hacemos? Son las preguntas más frecuentes que hacen los papás que, como es normal, se asustan mucho al ver esto.

¿Qué es el prolapso de recto?

 

El prolapso rectal consiste en la protusión del recto a través del ano, esto es, el recto se sale hacia afuera. Puede ser desde pequeño tamaño, circular como una dona, hasta de varios centímetros como un tubo, como en las fotos

Prolapso de recto bebé

Gran prolapso de recto en un bebé

Prolapso de recto en niño

Prolapso de recto de menor tamaño que el anterior en un niño de mayor edad

¿Es peligroso?

 

No. Es incómodo, molesto. Suelen presentarlo cuando van al baño a evacuar, porque pujan y el recto se sale. Otros niños los presentan sin relación con la evacuación. 

¿Por qué le ha salido?

 

La mayoría de los prolapsos son «idiopáticos», esto es, no sabemos porqué ocurren. Se cree que algunos detalles anatómicos de los niños como un colon más laxo o largo y un piso pélvico débil lo pueden favorecer, aunque no está claro.

Aún así, los médicos debemos realizar algunos estudios para descartar ciertas causas.

Hay algunos tipos de diarreas infecciosas que pueden provocar propaso rectal, por lo que se deben realizar estudios de las heces.

Los niños con una enfermedad llamada fibrosis quística también lo pueden presentar, por lo que debemos hacer estudios para descartar o confirmar este problema.

También se debe solicitar una resonancia magnética de columna lumbosacra, porque ciertas patologías medulares (como el mielomeningocele o espina bífida) favorecen el prolapso.

Hay niños con problemas psiquiátricos como el trastorno obsesivo compulsivo que también asocian prolapso.

¿Qué síntomas provoca?

 

Los prolapsos de recto NO ponen en peligro la vida del paciente, pero es incómodo sufrirlo y los padres se asustan.

La mayoría de los niños tienen una sensación de cuerpo extraño en el ano. Otros tienen algo llamado «tenesmo», es decir, tienen constantemente ganas de evacuar e ir al baño. En otras ocasiones el prolapso produce sangrado rectal o mucosidad en la ropa interior. Por último, algunos pacientes manchan de popo su ropa interior sin que los niños lo puedan controlar.

¿Qué hacemos?

 

Los padres se asustan mucho cuando ven esto y van corriendo al hospital, pero muchas veces cuando llegan el niño ya no tiene el prolapso.

No es necesario ir a urgencias del hospital.

Con las manos limpias o con guantes, aplicando un poco de gel lubricante o vaselina, apretando ligeramente el prolapso hacia el ano, este se reducirá (esto es, el ano volverá a su lugar) y ya no hay urgencia de correr al hospital.

Solo si no pueden reducirlo, o se pone de color morado o muy oscuro el intestino, necesita una valoración urgente.

Si pueden tomarle una foto, esto nos ayuda mucho a los cirujanos para el diagnóstico. Después, el paciente debe ser valorado por un cirujano pediátrico (idealmente especialista en problemas colorrectales) para hacerle los estudios necesarios que comentábamos anteriormente y buscar una causa del prolapso.

¿Qué estudios son necesarios?

Conoce qué estudios les hacemos a estos pacientes para determinar si hay una causa que esté provocando el prolapso de recto. Pulsa aquí.

Tratamiento

Conoce qué tratamientos médicos hay para estos pacientes y qué tratamientos quirúrgicos les podemos ofrecer a estos pacientes. Pulsa aquí.

¿Quieres saber más sobre el tema?

Si quieres saber más sobre el prolapso rectal, puedes ponerte en contacto con nosotros vía email en la dirección de correo electrónico contacto@centrocolorrectal.com y por este medio podríamos conversar sobre el caso de su niño o su niña.