Tratamiento del prolapso de recto

Conoce todo sobre el problema colorrectal de tu hij@

Tratamiento médico:

 

Si encontramos una causa que explique el prolapso, a veces podemos probar tratamientos médicos, intentando que, al controlar el problema que causó el prolapso, lo haga desaparecer:

-Si el paciente tiene una infección intestinal por bacterias o parásitos, la gran mayoría de las veces, dar tratamiento médico controla la infección y el prolapso se desaparece.

-En ocasiones, el paciente con estreñimiento que desarrolla un prolapso, con laxantes estimulantes que hagan que evacue diariamente, controlamos el pujo excesivo y el prolapso desaparece. Otras veces no es así y el prolapso persiste.

-Los pacientes con fibrosis quísitica que desarrollan prolapso, controlar la enfermedad con enzimas pancreáticas y hacer más fluidas las secrecciones pulmonares trata el prolapso rectal.

¿Qué ocurre si todo lo anterior falla?

 

Si todo lo anterior falla, aunque haya una causa que explique el prolapso, el paciente necesitará una cirugía para que el recto ya no se salga.

También la necesitará si el prolapso es secundario a un mielomenignocele, espina bífida o un problema medular, un problema de conducta o un problema del colágeno o de las proteínas de la elasticidad de los músculos, o incluso si todo lo anterior se descarta y el paciente se diagnóstica con un prolapso rectal idiopático, lo cual es más frecuente en adolescentes.

Tratamiento quirúrgico:

 

La cirugía es el tratamiento definitivo para los pacientes con prolapso rectal idiopático o que no ha mejorado con el tratamiento médico.

¿Cuál es la cirugía para curar el prolapso de recto?

No existe. Hay muchas cirugías para tratar el prolapso de recto, todas con un porcentaje de posibilidad de recidiva, es decir, con posibilidad de recurrencia. Cuando en medicina hay muchas cirugías para corregir un problema significa que ninguna es perfecta.

Tipos de cirugías:

 

Se clasifican en dos grupos, según por dónde se haga la cirugía:

 

1-. ABDOMINAL: 

Son cirugías que se realizan por el abdomen.

Pueden hacerse por vía abierta, es decir, con una herida en el abdomen o por laparoscopia, es decir, con unas pequeñas heridas a través de las cuales se introducen unos instrumentos y la cirugía se realiza desde fuera del cuerpo observando lo que hacemos con una cámara.

Su beneficio es que son muy poco invasivos (por laparoscopía) y de rápida recuperación. Sus problemas son las posibilidades de lesión intestinal, obstrucción postoperatoria y el riesgo de lesión de nervios de la pelvis que afecten a la eyaculación y/o la erección en varones.

Estas técnicas deben hacerse en pacientes con mielomeningocele, problemas medulares o debilidad de los músculos.

Las cirugías que se pueden hacer en los niños son las siguientes:

  • Resección intestinal: quitar un segmento de colon, principalmente el sigmoides. Esto no se hace con frecuencia en niños
  • Rectopexia: consiste en fijar el recto, con puntos o con una malla o estructura que hace cicatriz y fija más aún es recto para que ya no se mueva, al sacro o a la reflexión peritoneal. Hay muchas técnicas descritas y esta una de las que usamos en el Centro Colorrectal para Niños.
  • Resección intestinal y rectopexia: hacer los dos procedimientos juntos.

2-.PERINEAL:

Son cirugías que se realizan por la colita o a través de la pelvis

Su beneficio es que no ingresan al abdomen y por lo tanto no dan los problemas que pudiera presetnar una cirugía abdominal. Los problemas o contras son que a veces necesitan mayor internamiento o días de ayuno y la posibilidad de recidiva.

Las cirugías con abordaje perineal son las siguientes:

  • Escleroterapia: consiste en inyectar en el ano una sustancia que haga fibrosis y cicatriz para «intentar» que el recto ya no se salga. No se recomiendan en niños porque aunque son poco invasivas su tasa de recidiva (es decir, que el prolapso vuelva a aparecer), es alta.
  • Cerclaje: es una técnica que tampoco se recomienda en niños. Consiste en colocar un anillo alrededor del ano, buscando que haga cicatriz.
  • Proctosigmoidectomía: esta técnica busca quitar el recto y el sigmoides, y hacer una unión intestinal con un colon de más arriba. No es positivo quitar estos segmentos del colon porque son los reservorios que permiten acumular la popo, y muchos niños pueden quedar con incontinencia después de la cirugía, por lo que tampoco se recomienda en niños.
  • Mucosectomía y plicatura muscular: descrita por Delorme, es una técnica que también utilizamos en el Centro Colorrectal para Niños. Consiste en quitar la mucosa del intestino prolapsado (es decir, solo la capa interior) y los músculos de alrededor del ano, que es la capa externa, se unen como un acordeon. Esto refuerza los muculos de alrededor del ano y disminuye al máximo la posibilidad de una nueva presentación del prolapso. Pueden leer sobre nuestros resultados con esta técnica aquí.
  • Rectopexias: también hay descritas fijaciones del recto al sacro a través del periné por dentro del ano, o con una pequeña herida entre los glúteos.

 

Como pueden ver, hay muchas técnicas para corregir este problema, cada una con sus ventajas e inconvenientes. Lo importante es evaluar cada caso y determinar cuál es la mejor cirugía para cada paciente.

¿La cirugía de corrección del prolapso de recto es una urgencia?

La respuesta es NO. Ante un prolapso hay qeu estudiar el caso, evaluar si puede ser tratado de forma médica y si no funciona el tratamiento médico o no se encuentra una causa, el paciente podrá ser operado.

¿Cuando se realizaría una atención de urgencia?

Cuando el prolapso se observa de color rosado, podemos estra tranquilos, y como explicábamos antes, los padres pueden reducirlo manualmente (ver aquí como hacerlo).

Cuando el prolapso se observa de color rojo intenso, morado o de color muy oscuro, esto debe ser evaluado de urgencia por un médico. También se necesita una evaluación urgente si los padres no consiguen reintroducir el prolapso y/o hay cambio en la coloración.

En ocasiones el intestino está tan inflamado que no regresa de forma fácil hacia la pelvis. En estos casos lo que hacemos en el Centro Colorrectal para niños es meter al paciente a quirófano, sedamos al paciente y utilizamos azúcar sobre el prolapso. El azucar desinflama el recto y esto nos permite reintroducirlo en el palevis.

Después, tras vigilar al paciente y que se recupere de este problema, estudiaremos al niño o niña para determinar porqué ocurrió el prolapso de recto. ¿Quieres saber más sobre la reducción de un prolapso con azúcar? Pulsa aquí.

¿Eres papá o mamá y quieres saber más sobre el tema?

Si eres papá o mamá de un niño o niña que tiene un prolapso de recto, puedes escribirnos vía email en la dirección de correo electrónico contacto@centrocolorrectal.com

Puedes encontrar más información sobre el prolapso de recto en niños aquí.

¿Eres doctor y quieres saber más del tema o tienes algún paciente con este problema?

Te compartimos algunos artículos que explican todos los detalles sobre las diferentes opciones quirúrgicas para los niños con prolapso de recto:

Experiencia en Delorme en niños con prolapso rectal idiopático

Delorme original

Manejo laparoscópico en niños

Rectopexia laparoscópica con malla

Corrección de prolapso rectal con rectopexia laparoscópica

Rectopexia por abordaje sagital posterior

Revisión de las técnicas quirúrgicas para corregir el prolapso rectal en niños

Reducción del prolapso con azúcar en urgencias

Azúcar para reducir el prolapso rectal

¿Te gusta nuestro contenido pero quieres saber más sobre el tema?. Podemos compartirte más artículos médicos o apoyarte si tienes algún paciente con este problema. Puedes escribirnos vía email en la dirección de correo electrónico contacto@centrocolorrectal.com